Buscar
  • Comunicaciones FORJA

El retorno a clases

¿Cuándo fue la ultima vez que me senté con mi hijo/a a conversar sobre su experiencia en el colegio, sobre su infancia o adolescencia, sobre sus sueños?, quizás la pregunta típica ha sido ¿cómo te fue en el colegio?, seguido de la respuesta cerrada “Bien”, donde finalmente se clausuró la conversación.



La evidencia científica indica que en promedio, el tiempo de calidad que un padre dedica a sus hijos es de no más de 10 minutos! (o menos incluso), desaprovechando la oportunidad de potenciar el vínculo, la comunicación y en consecuencia las habilidades socioemocionales de los niños, conociendo el contexto nacional, donde el currículo educativo de Chile prioriza las habilidades cognitivas por sobre las habilidades socioemocionales, tal como lo indica el análisis realizado por Universidad de Harvard a los países de China, India, México, Singapur, EE.UU y Chile.


En Forja Chile hemos sido testigos del gran crecimiento de los estudiantes al momento de fortalecer sus habilidades socioemocionales, sorprendiendo positivamente a sus entornos educativos, a sus familias y en sus entornos sociales, demostrando el potencial con el que cuentan y del que antes no eran conscientes.


Por esta razón es clave que las familias también colaboren con el desarrollo del autoconocimiento, la promoción de las relaciones interpersonales y la determinación por alcanzar sus sueños; y si en esta quijotada, profesores y familias se suman, haremos que la realidad de nuestro país de un giro copernicano, enfrentando la crisis valórica por la que estamos pasando, en consecuencia, es la oportunidad de no sólo mejorar la calidad de la educación sino que la calidad de nuestra humanidad, porque es tarea de todos.


Ante este desafío, el retorno a clases se convierte en una gran oportunidad para los estudiantes y sus respectivas familias. Oportunidad para fortalecer el vinculo a través del diálogo y el acompañamiento durante el año escolar, ya que los primeros días de clases están nutridos de experiencias novedosas, como por ejemplo, nuevos compañeros, nuevos profesores y nuevos desafíos personales y académicos.


Las familias deben saber que el interés genuino por el bienestar y desarrollo de los forjadores de Chile, impacta positivamente en el desarrollo socio-emocional de los estudiantes, puesto que por un lado fortalece la autoconfianza al generar una autoestima positiva, dado que reconocen y valoran el interés que existe por ellos y por otro lado se estimula y promueve la comunicación efectiva, fortaleciendo las relaciones interpersonales y en consecuencia la creación de un ambiente propicio para el desarrollo humano.


Entendiendo este escenario auspicioso es que invitamos a los lectores a promover en sus niños y jóvenes estudiantes el esfuerzo por sobre el talento, concibiendo como paradigma la mentalidad de crecimiento propuesto por Carol Dweck, es decir, entender que todas las personas se encuentran en permanente desarrollo y por tanto la perseverancia y la determinación serán valores claves para alcanzar sus desafíos. A continuación proponemos una serie de acciones para contribuir en la tarea.


Promover la colaboración por sobre la competencia, para ello se puede invitar a los estudiantes a participar de los quehaceres del hogar como por ejemplo hacer aseo juntos, resolver algún juego de crucigrama juntos, ir de compras, etc, haciendo explícito el agradecimiento por el apoyo y la colaboración.


Estimular el desarrollo del autoconocimiento a través del análisis de sus experiencias personales, como por ejemplo, recordar como fue el año escolar anterior para identificar cuales fueron las principales fortalezas que puso en práctica y ante ello como familia verbalizar las fortalezas que identifican en él, de la misma forma se puede encausar la conversación respecto a las áreas que puede potenciar o mejorar, para ello se puede compartir aquellas experiencias que fueron difíciles por barreras propias y luego fueron la oportunidad de crecimiento, etc.


Invitarlos a estimular su creatividad y su pensamiento critico, por ejemplo buscar posibles soluciones a distintas necesidades, una buena oportunidad es ver las noticias juntos o leer el diario juntos para luego ponerse en distintas posturas para imaginar como seria si ellos estuvieran en la situación.


Finalmente proponemos no sólo conversar sobre las clases, sino que realizar distintas actividades juntos, como jugar, caminar, descubrir, compartir la visión del mundo, darse una hora sin celular y promover en ellos la convicción de que son capaces de lograr grandes metas, pueden dar ejemplos de ello, tanto de referentes conocidos como por ejemplo Alexis Sánchez, como también de personas al interior de la familia, compartir en ellos a quienes admiran y porque, analizando las diversas limitaciones en las que tuvieron fracasar, tropezar, para luego levantarse.